COMUNICACIONES TELEFÓNICAS ENTRE PADRES E HIJOS EN CASO DE DIVORCIO

Es muy lamentable, pero tengo que decir que uno de los problemas que con más frecuencia me plantean clientes, amigos y lectores es el siguiente:

comunicaciones«Mi ex no me permite hablar con mi hijo …», «Llamo a mi ex para hablar con mi hijo/a y ni me contesta», y así un largo etc., situación esta que en muchos casos se da a lo largo de todo el año.

Personalmente me parece una bajeza moral hacerle eso a un hijo. Sí, han leído bien, a un hijo, porque a los que se les hace daño es a los hijos, ya que con esa actitud se les está privando de hablar con su padre o con su madre, aunque sea un minuto al día. Creo que cuando se quiere a los hijos estas conductas no se llevan a cabo.

Mi consejo en estos casos siempre es el mismo: el diálogo entre los progenitores. Pactar una hora al día, por ejemplo las 21:00 horas, para hablar con los hijos, aunque solo sea para decirles un «te quiero» y darles un beso –cuando son muy pequeños tampoco se puede esperar mucho más–.

Si el diálogo no funciona, se puede acudir a un expediente de jurisdicción voluntaria para que sea el juzgado el que fije una hora en la que se puedan llevar a cabo esas comunicaciones, aunque me parece lamentable que un padre o una madre tenga que acudir al juzgado para poder hablar con su hijo.

Y prueba de que estos casos se dan con relativa frecuencia es la sentencia que hoy comentamos, Sentencia, de fecha 21 de enero de 2015, dictada por la Sección 1.ª de la Ilma. Audiencia Provincial de Jaén, en la que el caso que se nos plantea es el siguiente:

En un procedimiento de modificación de medidas el padre solicitó que el régimen de visitas se ampliara en el sentido de que se fijase una comunicación telefónica todos los días de la semana que el hijo no esté con él, a las 22:00 horas durante 5 minutos, petición que fue estimada por el Juzgado de 1.ª Instancia n.º 1 de Martos –Jaén–.

La madre apeló la sentencia dictada por el Juzgado de 1.ª Instancia, solicitando que la comunicación telefónica se redujese a un día, si bien solicitó que dicha comunicación tuviese lugar tanto cuando el hijo está con ella como cuando está con el padre.

Pues bien, en la sentencia dictada por la Ilma. Audiencia Provincial de Jaén, se ha acordó que «la comunicación telefónica con el menor se ha de extender a ambos progenitores cuando no tengan a aquel en su compañía y la misma podrá efectuarse en la franja horaria de 21:30 a 22:30 horas.»

comunicacionesDe dicha sentencia destacaría lo acertado de sus razonamientos que, más que jurídicos, son de puro «sentido común», así en su Fundamento de Derecho Segundo se recoge:

«…, no se estima razonable restringir las comunicaciones acordadas a un solo día a la semana como se pretende, pues no puede primar la comodidad de la apelante sobre la fluidez y necesaria amplitud de las relaciones con el padre, no sólo por ser tan necesarias como las de la madre para el citado desarrollo, sino porque en situación de normalidad como la analizada en la que por aquel se pretende una mayor implicación personal, no se invoca ninguna razón válida para la restricción de las mismas.

Ahora bien, en aras a ese prevalente interés del menor, aun siendo su previsión realmente lógica en el desarrollo cotidiano del ejercicio responsable las funciones de la patria potestad, tampoco se justifica y por ello se ha de acceder a la petición formulada, por un lado, la rigidez del régimen de comunicación establecido, debiendo por ello ampliarse el horario de las posibles llamadas en la forma en que se solicita en la franja que va desde las 21:30 hasta las 22:30 horas de cada día en la que el menor puede atenderlas por haber terminado sus quehaceres, y por otro, resulta obvia y en consecuencia como todo lo razonado hasta ahora de voluntario cumplimiento de los progenitores sin necesidad de petición de fijación de mínimos, la necesidad del establecimiento de una reciprocidad en tales comunicaciones, debiendo gozar la madre por tanto de la misma posibilidad de comunicación con el menor cuando éste se encuentre con el padre

Es decir, lo que debe primar en estos casos, como en la mayoría de cuestiones que se sustancian en materia de familia, es el interés del menor, por ello se «atenta» contra el interés del menor cuando se obstaculizan las comunicaciones con el padre o madre.

Más información en:

Sentencia, de fecha 21 de enero de 2015, dictada por la Sección 1.ª de la Ilma. Audiencia Provincial de Jaén

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás nuestras últimas publicaciones en tu correo.
image_pdfimage_print

10 Respuestas

  1. Se me ha dado el caso que tras un divorcio supercontencioso y traumático en el que mi ex no me ha dejado ver a mi hijo más que 2 días completos en 11 meses, el resto lo vi porque la madre trabajaba y no podía evitar que lo recogiese del colegio. Al principio mi hijo, que ya tenía teléfono móvil, la madre le bloqueaba mi teléfono para que no le entrasen mis llamadas y así se sintiese abandonado. No habrá nada que se le ocurra que no halla hecho esta mujer. Todo por hacer daño al padre y algo muy importante para ella...el dinero de la pensión de alimentos y el piso. Tengo a mi hijo grabado diciendo un motón de cosas, como que alguien de la familia de mi ex, yo sospecho quien, le dijo que "me lo iba a llevar de guarras", aún asi la sicologa no quiso oir esto ni nada. En su conciencia, si la tiene, quedará. Pues bien, como según están las leyes a estas mujeres, que no son todas, estas cosas les salen bien y al final se quedó con la casa y una notable pensión que mi hijo no gasta ni de broma pues se piensan que pueden hacer cualquier cosa. Entre ellas cogerle al niño el teléfono y, aún no tenía clave ni contraseña, leer los mensajes entre mi hijo y yo por whatsapp hablando de cosas entre él yo. No contenta con esto se lo reenvió a su whatsapp y despues lo utiliza en un correo electrónico que me envía a mi. No hay ningún otro mensaje hablando sobre si mira el móvil por si hay algún niño complicado o algo que pudiese ser preocupante para nuestro hijo. Su única finalidad es espiar las comunicaciones entre mi hijo y yo. ¿Es denunciable? Si con una basura de visitas por lo escasas, ve más el abuelo materno al niño que su padre, teniendo tiempo yo para hacerme cargo de él y encima tengo que estar atento de que intervenga nuestras comunicaicones. Hasta que me envío este mensaje me llamaba la atención de que algunos mensajes que envíaba tenían demasiada información de lo que comunicabamos mi chaval y yo, pero que parrafos enteros de lo que mi niño y yo nos escribimos los utilizase en un correo electrónico no es de estar muy bien. La fiscal recomendo custodia compartida, que era perfectamente asumible por mi, por el bien del niño, para evitar el abuso de la parte materna. No se equivocó ni un poco. Un saludo
    • Felipe Mateo
      Estimado Roberto, sinceramente es difícil que prosperase una denuncia por tales hechos, se puede denunciar pero dudo que llegara a buen puerto. Saludos.
  2. Hola Mateo, en primer lugar felicitarte por la página. Mi problema es el siguiente, cuando llamo a mi hija de 3 años y medio no se pone al teléfono, así llevo ya dos meses seguidos. La madre le dice claramente para que la oiga yo que si no se pone al teléfono no irá al parque. Evidentemente la niña sabe que irá al parque porque su madre no va a cumplir con su palabra. Le insisto a que anime a la niña a que hable conmigo, motivandola de otra manera, pero en un año y medio jamás me ha llamado. Sospecho que hay algo raro, la niña cuando está conmigo está muy bien en todos los sentidos. La madre tiene la custodia por la sencilla razón de que me hallo lejos por motivos de trabajo, pero la patria potestad es de los dos y a mi no me deja ejercerla. Claramente obstaculiza la relación paterno-filial. Ni siquiera se quiere sentar a hablar conmigo sobre nuestra hija después de haberle insistido una docena de veces durante seis meses. La pregunta es si se podría hacer algo, ya que la madre argumenta que no puede hacer nada si la niña no quiere hablar. Gracias!
    • Felipe Mateo
      Estimado Luis, muchas gracias por sus palabras. En cuanto a su hija le sugiero que tenga en cuenta que la niña es muy pequeña -3 años-, con esa edad pocos son los niños que pasan largo rato con sus padres hablando al teléfono, mi consejo es que tenga paciencia. En cuanto a la madre, a nadie se le puede obligar a sentarse a hablar sobre nada. Si no consiguen ponerse de acuerdo sobre asuntos de sus hija, siempre puede acudir a la justicia para que le atribuya la facultad de decidir en determinados temas. Saludos y suerte.
  3. Tengo una hija de 3 años,su padre tiene problemas con drogas. El caso es que vivía en nuestra ciudad no se hacía cargo de ella. La veía cuando le apetecía pero dadas las circunstancias de su problema ha perdido todos los trabajos y se ha tenido que ir a su ciudad. El caso es que al principio llamaba por teléfono y mi hija se quedaba llorando y decidí no cogerle más. El caso es puede denunciarme? No tenemos sentencia de custodia aún. Yo tengo demanda puesta solicitando un punto de encuentro dado el problema. Un saludo y gracias
    • Felipe Mateo
      Estimada Lorena, al no tener sentencia su ex no puede ejecutarla ni denunciarla, si tuviera sentencia solo podría ejecutarla, no denunciarla porque no es delito. Saludos.
  4. Finalizada ya la lectura de todo el archivo de tus blogs desde el 2014 hasta hoy día. Ya no voy con retraso y estoy al día de tus publicaciones. O eso creo porque soy torpe manejandome por estos medios. Creo que también estoy al día de tus vídeos. Sólo me resta darte las gracias una vez más por tus consejos y ayuda. Saludos desde Guadalajara.
    • Felipe Mateo
      Estimado Álvar Hernández Baz, muchas gracias a ti, lo tuyo digno de salir en el libro de los records Guinness. Gracias por tus palabras y por leerme del primer al último post. Saludos.
  5. Buenos días. Quería exponerle mi particular caso. Mis hijos están fuera de España, en Ecuador, tienen doble nacionalidad española y ecuatoriana, viven con el padre, y él sólo me deja hablar con ellos cuando le da la gana, que puede ser una o dos veces al mes como máximo, y tengo que andar rogándole como si fuera un favor, seguimos casados aquí en España, ¿qué podría hacer en este caso? Él no me quiere dar a los niños, y hablar con ellos muy poco, hay alguna solución? Se puede desde aquí solicitar un régimen de llamadas, o no serviría de nada? De antemano le agradezco, saludos.
    • Felipe Mateo
      Estimada Verónica, en mi opinión si los menores están en Ecuador, lo mejor es que inste un procedimiento allí. Saludos.

Agregar comentario

*

code

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies