CARTA ABIERTA AL EX MINISTRO JUAN FERNANDO LÓPEZ AGUILAR

 Juan Fernando López AguilarMuy Sr. Mío:

Créame si le digo que no me alegro del mal ajeno, ni le deseo nada malo a nadie, pero si le dijera que siento lo que le está pasando en este momento faltaría a la verdad –no me alegro pero tampoco lo siento, me es indiferente-.

Quien le iba a decir a Usted en el año 2004, siendo Ministro de Justicia, cuando se aprobó ese «engendro» conocido como «Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de medidas de protección integral contra la violencia de género», que 10 años después se vería imputado por la comisión de un presunto delito de violencia de género, pero ya ve, como dice el refrán «El que al cielo escupe, en la cara le cae».

Tengo que confesar que estoy siguiendo su caso con sumo interés y curiosidad, y siento vergüenza ajena de las declaraciones que Usted está haciendo, impropias de un ex Ministro de Justicia y Eurodiputado.

Lo primero que me sorprende es que afirme sin ningún reparo ser victima de dos denuncias falsas, la primera formulada por Gorka de la Nuez –hijo de su ex mujer– y la segunda formulada por su ex mujer, la Sra. Natalia de la Nuez; sinceramente comprendo que niegue los hechos de los que se le acusa, es un derecho que tiene todo imputado –artículo 520.2.b) de la Ley de Enjuiciamiento Criminal-, pero decir que las denuncias que han formulado contra Usted son falsas me parece muy grave.

Y me parece muy grave que Usted diga que las denuncias formuladas contra Usted son falsas, porque quien ha defendido durante una década que las denuncias falsas no existen ahora no puede decir que es víctima de dos.

Es más, teniendo en cuenta que según fuentes oficiales –entre otras el Consejo General del Poder Judicial– y sus propios compañeros de partido –o ex compañeros– las denuncias falsas por violencia de género prácticamente no existen, hay que tener muy mala suerte para sufrir dos denuncias falsas seguidas; yo en este caso concreto, si me lo permite, prefiero alinearme con las «fuentes oficiales» y concluir que las denuncias falsas no existen y creerme lo que dice su ex mujer, al fin y al cabo, ella es la parte débil de la relación y a la que hay que dar una especial protección.

Las denuncias falsas son un coste asumiblePero para el caso de que lo que Usted dice sea cierto –cosa que nunca sabremos, porque al final lo que pasa entre una pareja pocas veces llega a saberse del todo– quiero recordarle su famosa frase «Las denuncias falsas son un coste asumible de la Ley de Violencia de Género». Sinceramente, no se en que estaría pensando cuando dijo esa frase, pero ahora ya sabe, si las denuncias que han puesto contra Usted son falsas, serán parte de ese coste asumible.

Quizás alguien pueda pensar que estoy siendo muy duro con Usted y que hay que respetar su derecho a la presunción de inocencia, pero ¿sabe lo que pasa? que por una vez y sin que sirva de precedente, tengo que decirle que en su caso no me sirve lo del derecho a la presunción de inocencia, y no me sirve porque Usted eliminó del Código Penal el derecho a la presunción de inocencia para el género masculino, prueba de ello es que cualquier hombre, menos Usted, al que denuncien por violencia de género es detenido, esposado y conducido a calabozos sin más, sea la denuncia verdadera o falsa, por lo tanto no nos hable de su derecho a la presunción de inocencia.

He leído también que ha declarado que se siente en una situación de «indefensión», una vez más tengo que decirle que siento vergüenza ajena; mire Usted, gracias a su Ley, en este país cuando un hombre es denunciado por violencia de género, bien sea la policía o la guardia civil, van a buscarlo a su casa o trabajo, lo esposan y es conducido a un calabozo donde pasa la noche y al día siguiente es puesto a disposición judicial.

¿Sabe Usted como se prepara la defensa de estos hombres antes de pasar a disposición judicial? muchas veces en un calabozo, otras veces en un pasillo en presencia de los policías o de los guardia civiles que lo están custodiando, y, cuando hay suerte, en un locutorio. Cuando los detenidos llegan al despacho de Su Señoría, muchos ni tan siquiera están en condiciones de declarar porque están en estado de shok –estado en el que una persona se encuentra tras vivir un suceso vital traumático como puede ser una detención-, y en muchos casos se encuentran con un abogado al que no conocen de nada y que les dice «confórmate porque así te van a poner una pena menor y no entrarás en la cárcel» y en esas circunstancias, sin ser conscientes de lo que hacen, van y firman su «pena de muerte».

Con todo el respeto se lo digo, se le tendría que caer la cara de vergüenza al decir que se siente en una situación de indefensión; que yo sepa, no lo han detenido, no le han hecho «tocar el piano» –como se llama en el argot a la toma de huellas dactilares-, ni ha pisado un calabozo, es más, como no renuncia a su condición de aforado no va a declarar en un Juzgado de Violencia de Género, de momento a esperar que lo cite el Tribunal Supremo y así va a ganar tiempo para preparar su defensa con su abogado o abogados, y después de todo esto ¿se atreve a decir que se siente en una situación de indefensión?

Juan Fernando López AguilarHace pocos días dijo en televisión «¿Por qué voy a renunciar al aforamiento si estoy siendo víctima de una acusación falsa?» pues precisamente por eso, porque si yo fuera víctima de una denuncia falsa estaría deseando ir al Juzgado a defenderme y no usaría el aforamiento para una cuestión domestica, ni dejaría pasar el tiempo hasta que el Tribunal Supremo me citara.

Resulta contradictorio que manifieste que «No he sido oído y no he podido declarar» y que a su vez se acoja a su condición de aforado para no hacerlo hasta que le citen en el Tribunal Supremo. Un inocente no necesita aforamientos.

Sin embargo, a la vista de su actitud, son muchas las preguntas que surgen ¿A que tiene miedo? ¿Por qué no renuncia a su aforamiento? ¿No se fía de los Juzgados de Violencia de Género? Preguntas todas ellas que obviamente van a quedar sin respuesta.

He leído que Usted ha declarado a los medios de comunicación que se encuentra destrozado por no poder ver a sus hijos, y yo le pregunto ¿Como cree que se sienten los demás padres que son apartados injustamente de sus hijos?

Uno de los aspectos más injustos de la «Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de medidas de protección integral contra la violencia de género» es el relativo a las relaciones de los padres denunciados por violencia de género con sus hijosactualmente, algunos partidos proponen que no tengan ni régimen de visitas-, pues bien, quizás sea hora de replantearse que determinadas medidas, además de desproporcionadas, son tremendamente injustas para los hombres y, sobre todo, para los menores.

Juan Fernando López AgularUn hombre o una mujer puede tener mala relación con su ex pareja y sin embargo ser un buen padre o una buena madre, razón por la que ante cuestiones menores –no hablo de asesinatos, agresiones físicas, etc.– habría que plantearse todo lo relativo a las medidas que se adoptan en materia de familia al amparo de la citada Ley Orgánica.

Si me lo permite, pienso que esta experiencia que le toca vivir es una oportunidad que le da la vida, una oportunidad para cambiar, una oportunidad para mejorar, por duro que le resulte era necesario que pasara por este trance para darse cuenta del lío en el que nos metió a todos los hombres con su ley. Aprovechar o dejar pasar esta oportunidad solo depende de Usted.

Sinceramente, solo le deseo que el peso de la ley, de su ley, caiga sobre usted como durante más de una década ha caído sobre miles de hombres, ni más ni menos, ya que solo así podrá darse cuenta de cuan injusta es.

Para terminar quiero hacerlo con las palabras que esta semana me ha hecho llegar un padre, un verdadero afectado de la «Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de medidas de protección integral contra la violencia de género», una víctima de una denuncia falsa de esas que no existen:

«Buenas noches Felipe, crees que incurro en falta si opino: Sr. López Aguilar, bienvenido a la ley que le estigmatizará, le denigrará, le apartará de su prole, le deshonrará, le desautorizará ante los suyos, le marginará, le hará un desgraciado, se sentirá como un trapo jironado, manchado y sucio, le harán la reseña y estará fichado por la policía, con suerte porque si no duerme en el calabozo hasta se la podrán hacer peinado. Usted ya se puede sentir un Ecce Homo.

Parece mentira que sea ahora cuando se empiece a dar cuenta del gran dolor que, directa o indirectamente, le ha causado a millones de españoles. Ha necesitado ser denunciado para inmediatamente darse cuenta del daño ajeno que ha causado a millones de ciudadanos y, aún a su señoría, le ha tocado de forma liviana por ser el padre del engendro.

Juan Fernando López AguilarEl monstruo le ha dado la cara y el dragón le quemará el alma. Al padre de la criatura se le va a deshacer el alma. Deje ya el escaño, su reputación social ya no es digna de representar a nadie, en política ya está muerto. Ve, se da cuenta, ahora adónde va a ir, quién le va a defender, qué derechos tiene como padre. Solo a pagar. No tiene derecho a nada. Está desautorizado, denigrado, vilipendiado, indefenso sí señor, indefenso. Sus carnes ya las tomó el monstruo. Ahora defiéndase, el Leviatán ha dado con su paradero.

A nadie va a convencer de su pasado. Millones de personas están como usted por su brillantez. Ve esta es la ley de karma. Pero aún da lástima que hasta que no le toque a personas de cierto “prestigio” social no se hable y se escuche el gran dolor que produce su medicina. Tanto que muchos no pudieron superar sus efectos secundarios adversos y ya no están entre nosotros.

Usted tiene doble delito porque era plenamente conocedor y consciente de su relevancia y sin embargo decidió beber de la pócima. Su ex señora lo dejó bien claro, ahora ya no es usted un político, ahora es un neumólogo fumador, paradojas de la vida. Vivir para ver. Señor López Aguilar su psiquiatra seguro le va a recomendar ahora otra pócima: Carpe diem.»

¿Te ha gustado?
Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás nuestras últimas publicaciones en tu correo.
image_pdfimage_print

14 Respuestas

  1. Es que las denuncias falsas sufridas por la casta son el 100%, lo del anestesiador 0,005% es solo para las que sufren los ciudadanos de 2ª y para que sigan sufriéndolas cuantos más mejor para el G€N€Rismo
    • Senores. Soy Francisco José Robledillo. Y hoy me he encontrado con el ex señor ministro en las palmas de gran canarias en el paseo del puerto. Iba en bicicleta . Muy desaliñado y con la braguetazo abierta. Lo juro. Jajajajaja. Señora no me alegro pero sufro las secuelas de esa maldita ley 6 años después. Que vea que crueldad creo. Y suerte.
  2. Señor López Aguilar . Mucha suerte con sus falsas y asumibles denuncias falsas . Tan solo le van a prohibir acercarse a su domicilio , a su entorno más cercano . Será un mal tratador para todas las amistades de su ex , le criticaron a la espalda y harán como si no le han visto . con un poco d suerte , no volverá a infringir algun otro delito , por lo que no pisará usted la cárcel , como tampoco ha pisado el calabozo . Yo , aun recuerdo l dolor de los grilletes en mis manos . Como me tratar y como fue ese juicio rápido , en el que si , firmé como autor de los malos tratos por evitar la cárcel ya que en 40 años no he delinquido nunca y en una tarde el novio de mi ex y mi ex me acusaron de dos delitos que ni tan siquiera se molestaron en investigar . Así pues señorministro ojalá le caiga todo el peso d su ley encima , porque con la estigmatizacion de la sociedad con usted no pagará usted todo l daño y dolor creado ni devolverá la vida a tantos hombres que no aguantaron con este duro trance y eligieron quitarse la vida .
    • Tu historia me es muy muy familiar. Es casi la misma que la mía. Y aún 6 años después me persiguen . Me amenazan con la carcel si no pago todo lo que a ella aun le apetece!!!...... Tanta maldad tiene mi expareja que por quitarme me quito asta ver a mi hija, aunque tengamos por sentencia 16 días para ella y 14 para mi. Pero ni aun así, porque se que corro peligro de ser arrestado si me acerco, sin orden de alegamiento y sin nada. Sólo por ir a por mi hija. No señores no. Que vea y sufra lo que sufrimos los demás .
  3. Una ley tan injusta.. Una ley q te marca de x vida.. Una ley q solo x ser hombre stas en total desventaja.. Xq no se persiguen en España la infinidad de DENUNCIAS FALSAS q hay diariamente? Cuantos hombres necesitan tratamiento sicológico? Cuantos hombres acaban en la calle sin nada? Cuantos hombres llegan a quitarse la vida xq ya nada tiene sentido? Cuantas familias destrozadas d ver a su hijo/hermano/padre etc... esposado en un calabozo sabiendo q es inocente. CUANTAS?????? Con q se paga ese daño? Con esta archivada su denuncia!!!! Y ella se queda de ROSITAS!! Q VERGUENZA DE LEY!!!!
  4. Muy bueno... no quito ni una coma.
  5. A quien hierro mata, a hierro muere.
  6. Buenas tardes, en mi familia hay un caso similar al de todos ustedes... No sé por donde empezar.. quizás no tenga ni sentido que escriba esto, pero no se como sacar toda la impotencia que llevo dentro, todo este dolor y toda la rabia. En ocasiones, mas frecuentes de las que deberían, la vida se encarga de ponerle duras pruebas a algunas almas que vagan por la Tierra. En este caso, esta es la alma de una persona muy cercana a mí, el novio de mi hermana. Este joven nació en una familia pobre, desde pequeño estaba destinado al sufrimiento, su madre con tan solo 9 años de edad, y tras el divorcio con el padre del pequeño, lo abandonó. Un día, ese chico volvió de vacaciones con la familia de su padre, y cuando llegó a la puerta de la casa de su madre con su nueva pareja, ella le dijo: No vuelvas por aquí jamás.. ¿Como un niño de 9 años puede entender esta decisión? Desde entonces el joven estuvo viviendo con su padre, alcohólico, con sus abuelos (personas mayores de bajísimos recursos), se turnaban algunos tíos suyos para tenerlo por temporadas e incluso a veces durmió en la calle. Su madre, jamás lo volvió a llamar, y mas tarde echó de casa al hermano menor del chico citado. Así pues, la vida le arrancó a su madre, y la ruleta de la fortuna pasó a caer siempre en quiebra, sin ningún apoyo, sin ninguna persona culta a su alrededor que le pudiese ofrecer la fuerza y la madurez necesaria para seguir afrontando la vida. Pero el chico, a pesar de todo salió adelante, se enamoró y a pesar de ver en su pareja la maldad que tenía hacia otros e incluso hacia el mismo, al que a veces le llegó a pegar, y con mas frecuencia a insultar y humillar, y tras 6 años y pico de relación sentimental y convivencia, decidieron tener un hijo. No sabía que esto sería el principio de su fin. Cuando su hijo alcanzó un año de edad, la pareja se rompió, y ella le negó ver a su hijo. Quizás fue miedo, quizás inmadurez, quizás el no tener una madre que le aconseje y le proteja, quizás el no haber sentido jamás un verdadero afecto y amor de nadie, quizás..solo pudo resignarse a que le quitara a su hijo... La crisis económica del país puso su grano de arena para arruinarle la vida.. A pesar de todo su esfuerzo, su gran profesionalidad en el mundo de la hostelería, quedó en paro, y así le fue imposible pasar la manutención a su hijo, solo la pasaba cuando le era posible, porque conseguía trabajos temporales o en catering. Poco a poco, fue acumulando la deuda con su expareja, fue acumulando dolor y pena. Años más tarde, cuando su hijo solo tenía 3 años de edad, conoció a mi hermana. Por fin algo de amor, de amor de verdad. Por fin una familia. Mi familia lo acogió, lo defendió y lo amó como su propio hijo o hermano. Siempre estamos luchando con él. A partir de tener cariño, de tener consejos, de tener alrededor a personas cultas e íntegras, él empezó a denunciar a su expareja por no dejarle ver a su hijo. Más tarde cuando consiguió que se lo dejaran ver, denunció los incumplimientos por parte de ella del régimen de visitas. Cabe decir que, ella durante este periodo anterior, le impidió ver a su hijo, le denunció falsamente en el juzgado de maltrato de género por agresividad física y verbal hacia ella, siendo falso. Los resultados de las denuncias eran y son vergonzosos, multas de 180€, 30€ para ella. De su boca salió: Si esto es lo que me va a acostar que no veas a tu hijo, lo pago. Hoy día, nos enfrentamos a una denuncia por amenaza de muerte al bebe que ella, su expareja, está esperando. Indiscutiblemente falso. Aprovechó que el hijo que tienen ambos estaba enfermo, y que el padre llamó varias veces consecutivas para ver como estaba la criatura, para denunciarlo por acoso, amenaza e insultos por teléfono. Como cabe esperar, en el juicio ella llevo testigos falsos, gente sin cultura y problemática que se prestan a este tipo de barbaries por el mero hecho de hacer daño. Hoy a sido el juicio, le han condenado culpable, 4 dias de arresto domiciliario, que ahora se llama 4 dias localizado, y una multa de a saber cual cantidad. ¿Hay derecho para esto? Una persona, sin trabajo, sin medios para poder hacerle frente a estas acusaciones, sin dinero para pagar un buen abogado, sin esperanza ni fe en la justicia ni en el ser humano, que acusa injustamente, y que de antemano por ser hombre te consideran culpable, una persona así no puede vivir.. LLeva horas vomitando, sabe que despues de esto habrá otra denuncia, y que no parará hasta meterlo en la carcel, arruinarle la vida o incluso hasta que se canse de luchar, renuncie a su hijo o hasta a su propia vida. Por favor, desde aquí hago un llamamiento, ayuden nos a evitar una tragedia. Ayuden a que esta sociedad sea digna para los que vienen. Ayuden nos a que se haga justicia, aunque sea por una vez. Si la vida se ha portado tan mal siempre.. llegará un momento en que llegué la calma, le llegue otra oportunidad y que pueda ser feliz junto a su hijo. Sin tener que elegir entre su libertad y el amor de su vida, su creación, su pequeño. Se que hay muchas personas en esta situación, pero abogados, jueces, fiscales, poneros en el lugar de la otra persona, imaginaos que esto le esta pasando a vuestro hijo o a vuestro hermano, o a vuestro padre con su segunda pareja o incluso con vuestra madre. Ponerse en situación, tocaros el corazón por un momento y hacer justicia. Poner vuestros conocimientos y medios al alcance del que no puede pagarlos pero que también los necesita. Ojala, este escrito llegue alguna parte, esta historia la lea alguien y le conmueva y quiera regalarle una vida a un persona a la que le han quitado las ganas de vivir, que lucha por mantenerse positivo y no caer en el pozo de la sin salida. Gracias por si aún quedan humanos, con el sentido completo de esa palabra, humanos con sentimientos y con razocinio que puedan hacer de la vida una vida plena y satisfactoria. Un saludo, de alguien que nunca dudará en que todavía hay algo de amor en nuestros corazones.
    • Un fuerte abrazo de alguien que ha sufrido y sigue pasando un infierno por la misma mezcla de degeneración institucional acosado y enfermo desde Cádiz le saludo
      • Felipe Mateo
        Estimado lector, gracias por su comentario, desearle que todo se arregle pronto. Un abrazo.
        • A/AT Sr López Aguilar, Exministro del PSOE: Me dirijo s Vd para hacerle reflexionar sobre el inmenso e irreperable daño al que nos ha dejado envuelto Vd con su injusta, aberrante y desigual Ley de Violencia de Género que destroza al varón por el mero hecho de serlo. Se lo comento porque, en mi caso, he perdido ya la cuenta de las denuncias falsas por Violencia de Género que mi exmujer me ha imputado. .. no sé si son 12, 13, 14... Yo sé que sobre la docena. ¡Esto es una vergüenza! Sé lo que es que me saquen de mi puesto de trabajo esposado ante la antenta mirada de padres y madres de mis alumnos, mis propios alumnos, la Directora del Centro, los conserjes y hasta mis propios compañeros de profesión. Sé lo que es que me encierren cómo si fuera un delincuente o un asesino privándome de mi derecho de presunción de inocencia, recogido en la Constitución de 1978: La Constitución española de 1978. "Título I. De los derechos y deberes fundamentales Capítulo segundo. Derechos y libertades Sección 1.ª De los derechos fundamentales y de las libertades públicas. Artículo 24 Todas las personas tienen derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, sin que, en ningún caso, pueda producirse indefensión. Asimismo, todos tienen derecho al Juez ordinario predeterminado por la ley, a la defensa y a la asistencia de letrado, a ser informados de la acusación formulada contra ellos, a un proceso público sin dilaciones indebidas y con todas las garantías, a utilizar los medios de prueba pertinentes para su defensa, a no declarar contra sí mismos, a no confesarse culpables y a la presunción de inocencia. La ley regulará los casos en que, por razón de parentesco o de secreto profesional, no se estará obligado a declarar sobre hechos presuntamente delictivos". Asimismo, también viene recogido dicho PRINCIPIO DE PRESUNCIÓN DE INOCENCIA en la Declaración de Derechos Humanos y en la Convención de Americana de Derechos Humanos: "Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en un juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias a su defensa. Artículo 11 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos". ------- "Garantías judiciales [...] Toda persona inculpada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se establezca legalmente su culpabilidad [...] Artículo 8 de la Convención Americana de Derechos Humanos". ----- Por desgracia, además sé lo que es que me tomen las huellas de todos los dedos y de las palmas de los dedos, como si fuera un delincuente o criminal. También sé lo que es que me hagan las fotos para el registro policial de detenidos. Igualmente, sé lo que es que se me juzgue sin saber de qué se me acusaba hasta 5 minutos antes de la entrada en sede judicial. Sé lo que es que me miren con cara de incredulidad y desconfianza mis propios compañeros y padres y madres de mis y, hasta que murmullen en mi contra. Sé, para más INRI, lo que es que de igual modo digan los padres y madres de alumnos de mi Centro que hasta había abusado de mi propia hija, sin prueba alguna y sin denuncia de la madre de mi hija, como colofón a mi estigmatización. Sé lo que se siente ir esposado al servicio para hacer mis necesidades ante la estrecha vigilancia de un policía nacional. Sé lo que es dormir en un calabozo como si fuese un delincuente o criminal. Sé lo que es estar en un celda de de 3 x 2 m en dependencias policiales y, posteriormente, en otra de 1 x 1 m en la celda de las dependencias judiciales a espera de ser juzgado como si fuese un delincuente o criminal. Sé lo que es que tener "ANTECEDENTES POLICIALES", sin ser un delincuente o criminal, por suerte "solo" un par de veces ya que si no te encuentra en casa la Policía Nacional no te puede detener. Sé lo que es que, con la mentira más cruel, me priven de mi derecho como padre a ver a mi hija en régimen de CUSTODIA COMPARTIDA y, forzarme a convertirme en PADRE VISITANTE de mi propa hija. Sé lo que es que una jueza me condene a pagar una manutención, me despoje de mi vivienda y me deje en la calle, como a un vagabundo por la demanda de custodia en exclusiva de la madre acompañada de la primera falsa denuncia por Violencia de Género. Sé lo que es que mí, la madre de mi hija, interponga contiunas falsas denuncias por insultos y amenazas. Sé lo que es que mi ex-mujer matrícule a mi hija en la asignatura de Religión Católica, en contra de mi opinión y deseo, haciendo uso de su situación como secretaria del Centro donde estaba trabajando conmigo haciendo falsificación documental en Centro Público de Educación. Sé lo que es que un juez me dé la razón por insultos de ella hacia mí, los reconozca en sentencia y no la condenen por dichos insultos probados en sede judicial. Sé lo que es que mi ex-esposa solicite ORDEN DE PROTECCION Y ALEJAMIENTO y que, por suerte, nunca se la hayan concedido, por incompetencia de sus abogados y por fortuna para mí. Sé lo que es que mi ex-mujer apele y solicité 3 años de cárcel, 5 años de prohibido acercarme al domicilio de la denunciante y otros 5 años de prohibido comunicarme vía cualquier medio telemático por un DELITO INEXISTENTE. Sé lo que es que me demande mi ex-pareja con el propósito de hacerme pagar 100€ por cada llamada que supuestamente no cojo de ella y que, del mismo modo, me anulen el derecho a ver a mi hija intentándome despojarme de mi derecho de visitas. Sé lo que es que mi ex-mujer me demande y solicite a los Juzgados de Ocaña que me condenen a pagar 19.000€ por unos muebles que eran de los dos y que ella se llevó, porque supuestamente yo había robado y destrozado mi propia casa. Afortunadamente, Sr López Aguilar, ella tiene un AUTO DE CONVERSIÓN de mayo de 2016 por un delito de DENUNCIA FALSA por haberme denunciado falsamente por cambio de cerradura del domicilio de ambos, al haber actuado contra ella el mismo juzgado donde interpuso falsa denuncia contra mí, ya que no es una denuncia por Violencia de Género y, por lo tanto, sí que ha sido perseguida por el Ministerio Fiscal y, en cambio, las demás no lo han sido por tratarse de denuncias por Violencia de Género. Y, finalmente, lo que le puedo decir es que está denunciada por otros 3 delitos más con fecha de 12 de julio de 2016 en los Juzgados de Ocaña, y que en este caso se la imputan, además, 3 delitos por denuncia falsa de Violencia de Género de una docena (de los que puedo probar fehacientemente): -Acoso. -Coacciones por no desear matricular a mi hija en la asignatura de Religión Católica. -Intento de asesinato con mi coche hacía el suyo producido, supuestamente, por 4 impactos traseros provocando el desplazamiento del "EJE CENTRAL" de su coche ocasionándola un esguince cervical con desplazamiento de columna vertical. Asimismo, la actual pareja de la que un día fue mI mujer, está denunciada por FALSO TESTIMONIO en sede judicial por declarar contra mí por una denuncia falsa de ACOSO, ya mencionada arriba. Por todo lo expuesto, le ruego a Vd, Sr López Aguilar, reflexione sobre todo el daño que nos está Vd ocasiónando como víctimas y afectados por la Ley de Violencia de Género que Vd consolidó en 2004, con el objeto de que solicite formalmente a sus colegas del PSOE y a la oposición (PP) que deroguen de una vez esta ley cavernícola, injusta, desigual y totalmente desproporcionada que Vd, Sr López Aguilar, ha tenido el placer de sentir en sus propias carnes. Atentamente, Un ciudadano y funcionario público 13 de agosto de 2016
          • Felipe Mateo
            Estimado Juan Antonio, siento mucho que «sepa» tantas cosas. Un saludo.
  7. Situación muy lamentable, seguro que esa ley debe cambiar por injusta. Espero ,nada más, que este moustruo legal no le sirva a los neo/machistas para decir que "la violencia de género no existe". No confundamos las cosas.
    • Felipe Mateo
      Estimado Efrain, gracias por su comentario, si me lo permite le diré que soy de los que piensan que la violencia no tiene genero, simplemente hay personas que no saben resolver sus conflictos de forma pacifica. Saludos.

Agregar comentario

*

code

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies